Páginas

sábado, 31 de octubre de 2009

No words available (or just a way to say I'm sorry)




Nothing to say. Words are useless sometimes.

Maybe just point out that I only know how to run, to escape. Sometimes I'm a believer but then I just think that everything is just a lie. Sometimes I will give myself entirely and sometimes I will be inside my shell not hearing any reason.

And that's why I run. I can't help it. I'm just a paranoid android acting by reflects. I don't analyze words or actions. I just react when I feel cornered. When I feel that something is going out of the preestablished painful path.

Yes, I'm impatient, of course. Cause I want things going right down the cliff so I don't need to bother if they were true or what kind of wisdom they left me. The faster, the better.

I try to be strong and resist so if some beautiful feeling tries to hit me I can keep denying it. And now I may have a lot of blood in my face...

But I must also say that this time I will try not to do the only thing I've learned through the years. I'm trying to stay. Even in the acceptance of vulnerability. It's hard and it makes me cry (which I really hate!)

I'll be here. Quietly. Patiently.
Words are not entirely useless...

sábado, 10 de octubre de 2009

I wanna make a toast



Hacer un dibujo en mi propia mano
Librar la conciencia de toda moral
Tirar una vaca del decimo piso
Y si hay luna llena irse a caminar

Una ostra chilena, un beso en París
Cortarse el pelo y cambiar la nariz
Si Charly escribiese la constitución
Si nunca quisiera a quien nunca me quiso

Ser dos y ser diez todavía soy yo
Si la venganza borrase el dolor
Ser seco, recto, ausencia moral
Si no me acordase del terror que te di

Todo eso me haría feliz
Tonterías me harían feliz
Pero nada me hará tan feliz
Como dos margaritas



Hoy es la fecha indicada. Es mi propio Halloween. El 10 de octubre es el día que quemo todos los demonios que habitan dentro mío. No sé que es lo que tiene, pero en 24 horas todos ellos acuden a mí y me sacuden, me vapulean. Los dejo tenerme a su merced durante todo el día… Pero con el amanecer del 11, todos arden en la hoguera.

Alguien se preguntará por qué no lucho, por qué los dejo apoderarse de mí. Y la respuesta es sencilla. Esto hace que hasta el último demonio metido en un rincón, salga de su escondite. No pueden resistirse a la tentación del aquelarre.

Así que hoy puedo brindar por todo aquello que quiso, pudo o dejé lastimarme.
A la salud de los que quisieron derribarme tan sólo movidos por la envidia, a los que me traicionaron con saña y a esos traidores que deje que volvieran a hacerlo. A los que no me perdonaron la búsqueda de felicidad, a los que no se cansan de juzgarme en esa misma búsqueda y siempre me los encuentro a la vuelta de una esquina, garrote en mano.

Salud por los que dicen ser mis amigos, pero sólo exigen y exigen sin dar nada a cambio. A los que han logrado, con poco esfuerzo, quitarle toda la naturalidad a la amistad siempre sospechando engaños y complots, teniéndome bajo la lupa del gran hermano. Por las lenguas más rápidas del oeste!!! Cómo no!

Brindo por los cobardes, los prometedores, los ilusionistas (excelente trabajo el de este año! Me quito el sombrero…) Por los que se fueron sin dejar rastro. Brindo por los que me dañaron aunque sea por amor. Por los devenidos en esclavos (a fuerza de querer que alguien los defina) que a su vez esclavizan moralmente a otros (la culpa es una arma tan poderosa...)

Y brindo por los (me perdonarán el lenguaje soez, camionero, vil y guarango) pezoooneees que se enferman ante la verdad y no es que les duela, sino que les arde como una llaga en carne viva. Y no sólo a los que son capaces de tirar un gancho derecho…

Pero dicen por ahí que de Satán sólo se ha contado lo malo!

Es cierto. Todos mis demonios tienen un don para mi este año. Levanto mi copa por aquellos que fueron víctimas de su propia hoguera de las vanidades. Ellos ardieron y aquí quedó una constelación de cinco estrellas que me cuida y me protege. Con los que me parto de la risa, con los que lloro como Magdalena y con los que me siento en casa y en familia.

A la salud de la vida, que quiso hacerme una jugarreta y por la que llegaré a mañana sintiéndome fuerte para enfrentar desafíos del cuerpo y el espíritu. Agradezco a los ilusionistas por ilusionarme. Mi maquinaria funciona a fuerza de mariposas revoloteando. Y los sueños, aunque nunca se cumplan, me llenan de ese combustible.

...

A las que están desde siempre (si, a mis hermanas del alma), a los que están hace poco: tienen mi amor incondicional y un lugar a mi lado para brindar y hacer frente a esta noche en llamas. A los que no, en buena hora se fueron.

A mi salud!! Por un borrón y cuenta nueva de demonios. Hasta mañana, que volveré a ser yo, dulce e indulgente como siempre.

jueves, 8 de octubre de 2009

Cuentos para el guerrero II (o de cómo da de sí un armario)

Llevo años viviendo aquí. No sabría decir cuánto porque ya he perdido la noción del tiempo. Hubo días en los que las salidas de la casa eran visibles. Pero poco a poco fui perdiéndoles el rastro y aunque daba vueltas y vueltas en su búsqueda, no fui capaz de encontrarlas…

La primera vez que no pude salir, me aterré. Golpeé, grité, me desesperé… todo sin sentido alguno. Sin respuestas. Porque me encontré sola. Esperé… me hundí… me resigné. Creí que el fin era lo que me había pasado, pero no. Sólo la soledad inconsolable. Que no tenía fin…

Primero, me mantuve por los lugares conocidos, los que la rutina había estipulado como politicamente correctos. La planta baja era mi habitat: cocina, living, algunas habitaciones… Después, en un esbozo de espíritu rebelde, creí sentir el goce de la libertad y me lancé a la exploración.

A partir de allí, vagué por esta casa, reconociendo cada una de sus aristas.
Los días buenos, me acomodaba bajo los rayos de sol que entran por el gran ventanal de la escalera. Allí, leía por enésima vez los pocos libros que encontré en una destartalada estantería. O dibujaba en el polvo formas cada vez más abstractas (mis recuerdos sobre el mundo exterior se han ido nublando…) y él vuelve a cubrirlo todo, en un juego incesante que creo que alguna vez vi hacer a las olas…

Los días malos, el sótano es mi refugio y más específicamente un rincón donde quepo perfectamente y me adormezco para mitigar mi corazón y esperar el lento paso de las horas.

Sin embargo, hay un cuarto al que aún tengo recelo de entrar. Hoy me he aventurado en su interior (antes sólo me asomaba) y me ha llamado la atención un ropero que hubiera jurado que antes no estaba allí…


Estaba cerrado y pude comprobar que ya no soy la joven fuerte que solía ser como para forzarlo. Así que luego de una requisa minuciosa, di con una llave… Una hermosa pieza de metal labrado. Simula un hacha, antigua… digna de un guerrero vikingo.

Desde que la ví, decidí que la llevaría conmigo, sin importar si alguna vez encontraba la puerta a la que estaba destinada.

Pero la suerte me sonrió esta vez y la llave era la elegida. Nunca esperé ver lo que se presentó ante mis ojos. Parecía como si todas las puertas que alguna vez estuvieron abiertas estuvieran en ese mismo punto. Incluso muchas, desconocidas, que daban a lugares nuevos y fascinantes para mí.

La luz que salía del ropero era deslumbrante. De pronto recordé la vividez de los colores, que el polvo me había arrebatado y me sentí mareada de emociones. Casi no pude controlarlo. Casi pierdo la poca cordura que me quedaba y pensé no poder soportar tanta adrenalina.

Algo dentro mío me llevó a empuñar la llave y apretarla fuerte en mi mano. Me sentí segura, protegida…

Y es así como me adentré en esta jungla de infinitos destellos. He encontrado paz, un remanso anhelado. Es como si los espíritus que aquí habitan me hubieran estado esperando a través de numerosas vidas y universos paralelos.

Aquí me voy a quedar. Aquí es donde me encontrarán si me buscan… Por favor, no me busquen. Les dejo la casa y sus soledades inconsolables.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Cuentos para el guerrero I



Ella creía que una vez más se había acercado sigilosamente, casi reptando hasta su presa. Que al llegar a su lado, bostezando luego de un prolongado letargo, como serpiente que se precie, había empezado a rodearlo. Primero, deslizándose por su cuerpo, reconociéndolo. Que él, en su inocencia, la había dejado acercarse sin oponer resistencia, sin saber de sus artimañas y caprichos.
Suavemente, se fue entrelazando con él, acariciándolo, seduciéndolo, mientras se apretaba cada vez más fuerte a esa piel que le daba escalofríos por la hermosa sensación que le producía.
Pensaba que, luego de tenerlo inmóvil, lo había mirado fijamente a los ojos, pacientemente, y que sin siquiera tener que hacer mucho esfuerzo, lo había hipnotizado, dejandole sin voluntad y totalmente a merced de sus deseos…
Quiso soltarlo, porque en su rostro comenzó a dibujarse una mueca de angustia y sentía su cuerpo sacudirse bajo sus escamas. Quiso y no pudo… Sin saber muy bien por qué, ella tampoco podía despegar sus ojos de los de él.


Él la vió acercarse sigilosamente y no sintió temor. Podía verla, tan pequeñita y frágil, con aspecto maltrecho, propio de algunas batallas dolorosas. Como valeroso dragón que era, quiso protegerla y la albergó entre sus alas. Quiso darle calor para su cuerpo friolento y la dejó que buscara donde acurrucarse. Mientras, disfrutaba las caricias de esa piel tersa que lo hacía estremecerse.
Ella lo miró y de pronto él quiso decirle muchas cosas, transmitirle su sabiduría. Hablarle en todas las lenguas antiguas que conocía y guiarla para que dejara atrás las heridas pasadas y pudiera volver a ser la emperatriz de esa, su tierra.
Sin embargo, creyó percibir su temblor y temió que, sin escuchar advertencias, se había dañado con las espinas que tenía en la espalda y deseó no haberlas tenido.
Intentó mantenerse inmóvil para no dañarla. Intentó pero no pudo… Sin saber muy bien por qué, no podía despegar sus ojos de los de ella.

Desde lejos, alguien los observaba. Me animaría a decir que era un oso con armadura. Se reía mientras veía a la serpiente y al dragón fundirse en uno solo. Era viejo y conocía la naturaleza de ambos. Sabía de sus mañas y temores. Y también sabía que ya no dejarían de mirarse. Que de a poco espinas y asfixias no existirían y lo que perduraría por siempre sería la mirada. Esa mirada que los desnudaba en verdades ante el otro, que les permitía protegerse entre ellos.
Los vió alzar vuelo y alejarse. Lentamente, se levantó y se perdió en la espesura del bosque.

martes, 6 de octubre de 2009

Cartas al guerrero II (o de cómo disfrutar la destrucción de altares



"So they say you're trouble, boy
Just because you like to destroy
All the things that bring the idiots joy
Well, what's wrong with a little destruction?"


Me río, te ríes, nos reímos. Carcajada tras carcajada hasta las lágrimas. Nos reímos de aquellos que te condenan. De aquél que se cree capaz de condenarte. Y de quienes creen que a ti te importa.

Y claro, la soberbia es nuestro pecado favorito. Porque nos permite descansar y simplemente observar a la gente desbarrancarse de sus auto erigidos altares. Podemos recostarnos a disfrutar el espectáculo mientras seguimos riendo.

Nosotros, que sin alboroto ni prisas nos hemos ido reuniendo, siguiendo instintos y magnetismos. Nosotros, que no necesitamos de elocuentes discursos para saber lo que siente cada uno, para ver claro el camino a recorrer. Que nunca hemos levantado un dedo acusador, porque sabemos que no está en nosotros juzgar, sino seguir andando, mientras todo decanta eventual, sutil e irremediablemente.

Despertando a quienes, como yo, estamos aún desperezándonos a la búsqueda de verdades, para unirnos a la estela. Una estela de luz refulgente que emana de nosotros mismos y que deseamos compartir con el resto. Sin egoísmos propios de aquellos que sólo buscan poderío y sentirse importantes.

Y sin las barreras de quienes eligieron una caja donde habitar y que se arrinconan en alguna de sus frívolas esquinas a temblar ante lo desconocido, tapándose los ojos ante el universo que se despliega fuera de esa caja.

Nosotros, que no conocemos jerarquías sino que reconocemos nuestras habilidades en cada situación, para ocupar el lugar donde somos más útiles. Porque somos guerreros, alumnos, líderes, escuderos, guías y apoyo. Y por ello, ante nadie nos arrodillamos ni nos sentimos amenazados. Y no tenemos miedo de tropezar, de embarrarnos, porque sabemos que podemos levantarnos y entre risas, limpiarnos las heridas el uno al otro.

Compañero, amigo, hermano y un sin número de formas de llamarte y de compartir experiencias, siempre dispuesto a aprender y más dispuesto aún a enseñar. Siempre con el oído comprensivo para ayudar y alerta ante los peligros que nos acechan para protegernos. Ha llegado el momento de retribuir y cuidarte. Empuñando nuestras armas, la barrera es infranqueable.

Y así, nos recostamos. Así, detenemos un momento la marcha para disfrutar el espectáculo de las caídas. Desde aquí, la vista del precipicio es fantástica. Y cuanto más alto es el pedestal del que caen, más espectacular la imagen. Ya dije que la soberbia es nuestro pecado favorito?

Nosotros que podemos escucharnos reír, carcajada tras carcajada hasta las lágrimas. Pero con nuestro rostro aún impasible...

Y nuestra marcha imparable.



"So I'm sorry if I ever resisted
I never had a doubt that you ever existed
I only have a problem when people insist on
Taking their hate and placing it on your name

So they say you're trouble, boy
Just because you like to destroy
You are the word, the word is 'destroy'
I break this bottle and think of you fondly"


Felicidades, querido.
Por un año más de aprendizaje, de lucha, de logros y de renovados sueños.

lunes, 5 de octubre de 2009

Cartas al guerrero I (o de cómo desear que los dragones alcen vuelo)




"ELEANOR PUT YOUR BOOTS ON" - FRANZ FERDINAND

Eleanor put those boots back on,
Kick the heels into the Brooklyn dirt,
I know it isn't dignified to run,
But if you run,
You can run to the Coney Island roller coaster,
Ride to the highest point and leap across the filthy water,
Leap until the Gulf Stream's brought you down.

I could be there when you land

So Eleanor take a Green Point three point,
Turn towards the hidden sun,
You know you look so elegant when you run,
If you run, you can run,
To that statue with the dictionary,
Climb to her fingernail and leap, yeah,
Take an atmospheric leap,
Leap and let the jet stream set you down.

Could be there when you land,
I could be there when you land,
Could be there when you land.

So Eleanor put those boots back on,
Put the boots back on and run, run,
Come on over here, come on over here,
Come on over here...




Es hora de levantarse, Agat. Es hora de volver a calzarse y salir. Salir a defender y salir a conquistar. Para eso es necesario meterse, a veces, en el barro. Y también correr. Y aunque algunos digan que correr no es digno de guerreros de tu talla, hacerlo no siempre significa huir. Y corriendo puedes llegar hasta aquí...

Es hora. Quiero que seas libre, que la brisa te acaricie el rostro y el sol broncee tu piel mientras te encaminas a tu meta. Que tu mirada absorba el paisaje que vas recorriendo y así enriquezcas tus sueños. Esos que te hacen desplegar las alas y volar hacia lugares remotos.

Y para que, volando bien bajito, puedas acercarte y besar las aguas de ese lago entre colinas que son tu deseo más celosamente guardado. Y descansar a sus orillas, sintiendo bajo tu cuerpo ese pasto que todo lo tiñe de un verde que sólo allí los ojos pueden contemplar.

Tus manos, mientras lo acarician, se llenarán de la energía que ese mágico lugar tiene reservado sólo a aquellos que se atreven a desear lo que otros consideran imposible. Esa magia que está reservada sólo para ti.

No te rindas, Agat. A pesar que la desesperanza quiera someterte, yo sé que eres más fuerte. La voz de tu interior te lo está gritando, sólo que por momentos decides no escucharla. No hay cadenas lo suficientemente fuertes para retenerte, a menos que tú decidas que lo sean. Abandona el rincón. Put your boots back on...

Son tantos los caminos que te quedan por recorrer como vasto es el universo que nos alberga. Quiero que escales las montañas más altas en busca de la sabiduría infinita. Y que te hundas en los más profundos avernos, porque sin ellos esa sabiduría no estaría completa.

Y nada te estará vedado. Todo está al alcance de tu mano para que lo hagas tuyo. No dejes de soñar. Nunca dejes de soñar, de andar, de correr y menos aún de volar.

I could be there when you land...
Rolery

viernes, 11 de septiembre de 2009

Oscuridad



Ya la oscuridad se ha prolongado bastante. Hubo tiempos en los que quería creer que mis ojos finalmente se habían acostumbrado. Que lo que me rodeaba era una niebla demasiado espesa. Que me encontraba, como mucho, en un rincón en penumbra.

Pero el tiempo pasa y al intentar avanzar, puedo darme cuenta que no es un momento o un espacio. Lo es todo. La oscuridad se encuentra allí donde mire. Todo el tiempo.

Me levanto y a tientas me muevo. Voy buscando indicios de alguna salida, algún resquicio esperanzador. Me conformo con saber que es finita. Que yo me encuentro encerrada en ella, pero que ella se encuentra encerrada en luz. Una luz brillante, encegecedora...

A lo lejos veo algo. Si, parece una abertura. Sólo veo una línea luminosa. A los tumbos intento llegar. Me tropiezo mil y una veces, pero por fin logro llegar hasta lo que parece una puerta.
Si, sin dudas hay luz al otro lado.

Tanteo hasta encontrar el picaporte y con toda la ilusión la abro... para encontrar una bombilla que cuelga frente a la puerta. Un simple foquito que se mece y parpadea...

Tal vez si miro mejor, veré que sólo es el comienzo de una salida, un túnel que empieza aquí y termina en el exterior, bajo el sol...

Pero no. La oscuridad se extiende hasta el infinito... Y ya estoy cansada de ella. Cansada de no encontrar la pared final de Truman por donde escapar hacia otra realidad. Me siento agotada.

Despacito, cierro la puerta. Lentamente me deslizo por la pared hasta llegar al suelo. Me acurruco como un perro con frío y lloro. No queda más por hoy...

domingo, 6 de septiembre de 2009

Limón con sal? (o de cómo convertirse en catador de desilusiones)




Es un sabor casi indescriptible pero persistente, penetrante. Primero toma la lengua, la boca. Luego, de a poco, la nariz y la garganta. Lentamente aturde la mente, el alma...

Es imposible de encasillar en un solo adjetivo. Tal vez una mezcla de todos ellos. Como una poción lentamente preparada en un caldero que Hades remueve lentamente, con la malicia en la comisura de sus labios.

Cuando toca la punta de la lengua, puedes sentir la dulzura. Un néctar que acelera los latidos, impulsa adrenalina hasta sentir que la cabeza va a explotar. La garganta y el estómago sienten un nudo de incredulidad ante tanto placer.

Pero sólo dura un suspiro.

Pronto, la ironía de lo salado aparece. Provoca una mueca extraña en la cara. Quiere ser una sonrisa que se transforme en risa. Una carcajada seca y sin vida. Esa que presagia: the joke's on you...

Y ahí es como si fuera el cuerpo mismo el que genera la respuesta ácida. Esa que clama venganza, con lentitud y crueldad. El ácido es obstinado, rencoroso y contamina todo. Congelando el corazón y quemando la mente con sables al rojo vivo.



Al final, todo se oscurece.

Lo amargo lo toma todo para sí. Desde el pelo hasta la punta de los pies. Inunda de tal forma, que un tiritar helado recorre el cuerpo, mientras los lagrimales arden.

El pataleo de la revancha impotente y frustrada ha cedido el paso a una inmovilidad resignada.

Lo único que es aún posible de percibir es la salada ironía. Como un chispeo burlón que recuerda las advertencias del Oráculo.

Esta vez, el sabor me acompaña, se instala, anida y me define...


"Whatever makes you happy
Whatever you want
You're so fuckin' special
I wish I was special

But I'm a creep,
I'm a weirdo
What the hell am I doin' here?
I don't belong here..."

jueves, 20 de agosto de 2009

Coincidencias (o de cómo las mismas no existen)



MAIRE BRENNAN - "PERFECT TIME"

Believe me I'm not afraid
Teach me to learn your ways
Carry me under your wings
In your perfect time

Only you can dreams come true
Only you can make me shine
Only you can days be right
In your perfect time

I know You told me that I'm not alone
You know I couldn't do it on my own
See my eyes are older now
Broken dreams behind
Fill my heart with precious love
I know it's there to find

Precious love
You gave me precious love
I know forgiveness is the key not pride
I want to heal this pain I hide inside
Free my fears and promise me
That you won't let me go
You're the one to comfort me
The past my God You know



"...él sentía como un ligero brote de gozo que no había sentido en mucho tiempo. Tenía la sensación de que este pequeño alivio, esta ligereza de espíritu, era debido a la presencia de ella. Él había sido responsable de todo durante mucho tiempo. Ella, la extraña, la extranjera, de sangre y mentalidad ajenas, no compartía su poder o su conciencia o su conocimiento o su exilio. Ella no compartía nada con él, sino que lo había conocido y se había unido a él total e inmediatamente por encima del abismo de sus grandes diferencias: como si fuera tal diferencia, la disparidad entre ellos, lo que les había hecho conocerse y, al unirlos, los había liberado.

Entraron por la puerta de su casa que no estaba cerrada con llave. No había ninguna luz encendida en la alta y estrecha casa de piedra toscamente esculpida. Allí había estado durante trescientos Años, ciento ochenta fases lunares; su bisabuelo había nacido en ella, así como su abuelo, su padre y él mismo. Para él le resultaba tan familiar como su propio cuerpo. Entrar con ella, la mujer nómada cuyo único hogar habría sido esta o aquella tienda en una ladera u otra, o las hormigueantes madrigueras bajo la nieve, le producía un placer particular. Sentía una ternura hacia ella que apenas sabía cómo expresar. Sin proponérselo dijo su nombre no en voz alta sino paraverbalmente. En seguida ella se volvió hacia él en la oscuridad del vestíbulo, y a oscuras se le quedó mirando a la cara. La casa y la ciudad estaban en silencio alrededor de ellos. Mentalmente él oyó cómo ella decía su nombre, como un susurro en la noche, como un toque a través del abismo...

-Me has hablado- dijo él de viva voz, desconcertado, maravillado.

Ella no respondió nada, pero una vez más él la oyó mentalmente, en su sangre y nervios, cómo la mente de ella alcanzaba a él: "Agat, Agat..."

Úrsula K. Le Guin
"Planeta Exilio"

martes, 18 de agosto de 2009

Incredulidades (o de cómo dejarse caer...)



Creía que sólo había dos opciones: creer o reventar. Pero como es mi costumbre, siempre voy más lejos. No puedo conformarme con lo que es común a los mortales. Un paso más allá. Yo creo y encima reviento. Frente al teclado, quiero llorar, pero mis palabras tendrán que tender a la risa. Por lo menos a la sonrisa socarrona de quien sabe que tomó un camino sin retorno.

Creer. Creer puede significar una transformación. Puede volvernos algo más. Algo que quizás desde antes, sospechamos que se oculta tras esta máscara de simplicidad que tiene la vida. Creer en la búsqueda de paz. Creer que todo tiene que tener un sentido. Porque así como lo estamos viviendo, no lo tiene.

Creer nos permite abrirnos a sensaciones nuevas. Primero con desconfianza... pasito a pasito... intentando tantear la firmeza del terreno que nos aventuramos a pisar. (Los años no vienen solos, dicen. Y es cierto. Vienen con pantanos donde ya nos hundimos, no una, sino varias veces)

Pero ese reconocimiento previo del terreno no evita que seamos vulnerables. Porque creer es ser vulnerable. Es la condición sine qua non que lo diferencia del saber...

Ah! Vulnerabilidad que juramos una y otra vez no sentir de nuevo. Que prometimos a Zeus que no iba a volver a atisbarla ningún ser sobre la faz de la tierra!! ELLA encuentra la forma de hacerse presente. Se va colando en forma de curiosidad, primero. Así nos tienta a ir asomándonos. Después es una tibieza en el pecho que deja que confundamos con una superficialidad de los sentidos... Para cuando su velo cae, ya nada tiene remedio.

Y es aquí donde tengo que dar el paso adelante. El paso seguro e impaciente que no contempla que estoy al borde de una cornisa. Aquí reviento.

...

El problema es que sé que reviento pero no estoy segura por qué ni de qué forma...
Porque me hundo de nuevo en arenas?? Porque lo efímero de nuevo me hipnotizó como la luz a un mariposa??

O porque la tierra se abre y explota bajo mis pies?? Porque lo palpable deja de tener sentido y me libero en una estela incandescente??

Reviento por intentar con todas mis fuerzas no creer, hasta que las lágrimas salen en caudales, de tan contundente la verdad que se me presenta, tal vez...

martes, 21 de julio de 2009

Oh glamour, no me abandones (o de cómo premiaron a este blog y yo premiaré a otros)



Hablando de tomar el poder, de alzarse en armas y conquistar, he aquí mi nominación para Blog con Glamour. Mi queridisima Calíope me premia y ella debe saber de glamour, ya que es su marca registrada. Así que me siento muy halagada...

Será que la catarsis se ha puesto de moda? Espero que sí, porque por lo menos a mí me hace muy pero muy bien. El negro, color catartico donde los haya...

A modo de aceptación del premio debo contestar, o mejor dicho confesar, algunas intimidades. Veremos que sale (recuerden que somos muchas aquí):

Manía: uhmm... difícil la primera. Pero diría que sería releer todo. Mensajes, conversaciones, etc. Habla de mi inseguridad con respecto a los demás y a mí misma? Claramente. Así soy yo. Analizo todo una y otra vez.

Pecado Capital: excepto la ira y la envidia, las cuales estoy intentando erradicar absolutamente de mi vida (por medio de la utilización de este blog como desahogo), todos los demás son una constante en mí, equilibrandose con el resto de emociones tan coloridas que me acompañan cada día.

Mejor olor del mundo:
nada como el aroma del café o del jazmín. Son capaces de estremecerme hasta la última fibra. También los olores que me vuelven de golpe a algún momento de mi infancia, como ser la casa de mi madrina (flashback instantáneo a los juegos con mis primos! Gery haciéndose el monstruo y matándome a cosquillas)

Si el dinero no fuera problema: Glasgow se volvería mi segundo hogar. Y las calles de Londres no tendrían secretos para mí.

Recuerdos de la infancia:
Volver del jardín de la mano de mi viejo y robarme una revista del kiosco que estaba en la Maipú y Marcos Paz. Y que mi papá tuviera que volver avergonzado a pagarla o devolverla (no salí piba chorra de suerte, nomás...)

Habilidades como ama de casa:
absolutamente ninguna. A menos que tener un límite para el desorden se considere una habilidad (no acomodo nunca, pero llegado un punto, me agarra el ataque de limpieza... q tampoco es para tanto).

Lo que menos te gusta hacer en casa:
cocinar. Odio cocinar, odio no saber cocinar, odio que no me guste cocinar (me hace perder de muy buenas cosas, creo y... si, lo confieso, provoca esa envidia que intento quitar de mí por las personas que lo hacen y lo disfrutan)

No habilidades como ama de casa:
puedo mencionarlas en orden alfabético o de aparición, como les guste, pero estarán todas las que se les ocurran.

Una frase:
dificil elección también... Pero me quedaré con tres que me acompañan estos días:
- "Didn't make sense not to live for fun. Your brain gets smart but your head gets dumb" Smash Mouth
- "Heaven has no rage like love to hatred turned, nor hell a fury like a woman scorned." William Congreve
- "Si te vanaglorias de ser distinto, eres igual a ellos" Liliana Bodock

Paseo para el alma:
palabras de quienes me importan, mostrándome su cariño, y haciéndome saber que están ahí cuando los necesite, que llegan en todos los formatos, virtuales y analógicos (además de releerlos, me cuesta muchísimo eliminarlos cuando la memoria se llena...)

Paseo para el cuerpo:
además de enredarse en la persona que uno quiere (que supongo que es un paseo para todo el mundo), lo mejor es la lluvia mojándome la cara. La de octubre, particularmente...

Perfume que usa: varío y desvarío, como en todo. Ahora Be Delicious de Donna Karan (me ahorraré la broma sobre Avon) y seguidito otro de Donna, Women. Aunque alguien me dijo por ahí que lo mejor es el perfume de mi piel. Me quedo con eso, que quieren que les diga...

Perfume masculino:
no sabría decir cual sí. Sé exactamente cuál no: Ted Lapidus (guacalelelele). Como en mi caso, el mejor perfume es el de la piel de la persona que quiero (ya me puse mimosa...)

Ahora me toca a mí premiar, nominar o como fuere. Yo voy a evitar esto de "pasále al otro sino sos potro" y voy a premiar a quien lo merece, más allá de que ya hayan sido nominadas, su blog se preste para publicar el premio, o miles de etc.

- Lady Marian: por mostrarnos el mundo de formas que parecen inverosímiles y descubriendo historias y fantasías hasta en los detalles más pequeños que nos rodean y a veces nos pasan desapercibidos. Además, por su hermosa personalidad, que ella misma se encarga de retratar una y mil veces, con toda su variedad de expresiones...

- Reina Calíope: no importa que a ella ya la hayan premiado. Lo merece una y otra vez, porque desprende espontaneidad, sinceridad y tiene la personalidad que muchas so called divas sólo aspiran a tener. Para mi Marlene Dietrich.

- Amelie!: por el gusto exquisito en cada disco que elige para nosotros, sus fans. Cultivar el alma es lo más hermoso que una glamourosa puede hacer. Y ella, junto a Brain Damage, sabe hacerlo como la mejor!

Mi premio para ellas y para todas mis friends glamourosas, que aunque no tengan blog, ejercen su influencia sobre mi. Y aunque atrasado... Feliz día para todas!

domingo, 19 de julio de 2009

Soplaré, soplaré y las palabras me llevaré (o de cómo desvanecerse)



"Once you have loved someone this much
you doubt it could fade
despite how much you'd like it to
God how you'd like it to fade

Let's fade together
let's fade forever"


A las palabras se las lleva el viento. Necesitan algo para anclarlas, que les dé peso dentro de la conciencia de quien las escucha. Sino es difícil de creer en ellas. Y muchos serán los que aconsejen no hacerlo.

Yo quiero creer. Pero no puedo. Por una y mil razones. Pero la primera es que estoy con los ojos vendados. Camino por un bosque que a cada paso me va clavando espinas. Ellos me dijeron que necesitaba valor para pasar por allí y alcanzar la mano de quien me acompañaría hasta el final. Pero yo no lo tengo. Cada día me despierto pensando que sí. O que si aún no lo he logrado, sacaré fuerzas desde muy muy adentro y lo lograré.

Pero las sombras pueden más. Me atrapan y me invaden, susurrando que todo es mentira, que nada vale la pena. Que yo no lo valgo. Insisten en que hay cosas contra las que no puedo pelear ni competir. Y supongo que es así... Alguna vez me sentí poderosa y me embriagué de ese poder. Extraño aquella sensación...

Hoy me siento derrotada. Tal vez a tus palabras no se las lleva el viento, pero yo insisto en soplarlas para poder olvidarlas... para convencerme que los susurros son ciertos y tener una excusa para inmovilizarme.




Mañana será otro día. Me levantaré como siempre intentando lo imposible. Peleando contra mí misma. Contra todo aquel vacío espiritual del que me advertiste y del que me cuesta escapar. Lucharé con todas mis fuerzas para poder creer en lo que soy capaz de hacer y sacarme la venda de los ojos. Sólo así podré cerrar mi mano y atesorar las palabras, para que ni la más mínima brisa amenace con arrebatármelas.

"If we get away
You know we might just stay away
So stay awake
Why the hell should I stay awake?
When you're far away
Oh god you are so far away"

miércoles, 15 de julio de 2009

Chofer! Parada! (o de cómo sacudirse estructuras)




"THE MIDDLE" - JIMMY EAT WORLD

Hey, don't write yourself off yet
It's only in your head you feel left out or
looked down on.
Just try your best, try everything you can.
And don't you worry what they tell themselves when you're away.

It just takes some time, little girl you're in the middle of the ride.
Everything (everything) will be just fine, everything (everything) will be alright (alright).

Hey, you know they're all the same.
You know you're doing better on your own, so don't buy in.
Live right now.
Yeah, just be yourself.
It doesn't matter if it's good enough for someone else.

It just takes some time, little girl you're in the middle of the ride.
Everything (everything) will be just fine, everything (everything) will be alright (alright).

Hey, don't write yourself off yet.
It's only in your head you feel left out or
looked down on.
Just do your best, do everything you can.
And don't you worry what the bitter hearts are gonna say.

It just takes some time, little girl you're in the middle of the ride.
Everything (everything) will be just fine, everything (everything) will be alright (alright).



Hey, no te des por perdida aún
Es sólo en tu cabeza que te sientes dejada de lado
o mirada con desprecio
Sólo haz tu mejor intento, inténtalo todo
Y no te preocupes por lo que dicen cuando no estás

Sólo toma algo de tiempo, pequeña estás en el medio del paseo
Todo va a estar bien, todo va a estar genial

Hey, sabes que son todos iguales
sabes que estás bien por tu cuenta, asi que no lo aceptes
Vive ahora mismo
Si, sé tú misma
No importa si es lo suficientemente bueno para otro

Sólo toma algo de tiempo, pequeña estás en el medio del paseo
Todo va a estar bien, todo va a estar genial

Hey, no te des por perdida aún
Es sólo en tu cabeza que te sientes dejada de lado
o mirada con desprecio
Sólo haz lo mejor que eres capaz, haz todo lo que puedas
No importa lo que los corazones amargos vayan a decir.

Sólo toma algo de tiempo, pequeña estás en el medio del paseo
Todo va a estar bien, todo va a estar genial


"Ya estás grande para eso!" me dicen. Si, ya estoy grande. Ya estoy grande para seguir escuchando necedades. Para seguir encajando en estructuras que me preceden y de ninguna forma se ajustan a mí, a lo que quiero o a lo que espero para mí.
Ni siquiera voy por la mitad del camino... Todo lo que todavía se puede hacer, deshacer y volver a hacer. Nadie vale mis lágrimas, no ha nacido todavía. Y cuando lo haga, será porque nace de mí.
Perdonen los ortodoxos pero yo aquí me bajo. Este cole no me deja ni siquiera cerca de mi casa o de algún lugar que me resulte familiar. Me descubrí repitiendo sus palabras sin ningún sentido. Frases dichas por toda la eternidad, labradas por aquellos que ven y juzgan todo desde afuera. Sin dejarse vivir.
Voy a hacer todo, todo, todo lo que pueda. Lo mejor que pueda. Pero por ser feliz, no por cumplir con escalafones o cubrir expectativas ajenas.

"Didn't make sense not to live for fun
Your brain gets smart but your head gets dumb"


A disfrutar, gente!!
He dicho.

·Pinky: Oye, Cerebro, ¿qué vamos a hacer esta noche?
·Cerebro: Lo mismo que hacemos todas las noches, Pinky. ¡Tratar de conquistar el mundo!

lunes, 29 de junio de 2009

La pared (o de cómo creer que no existen opciones)



Lentamente se prepara. Mientras sube el cierre de su chaqueta frente al espejo, puede sentir cómo su ropa sigue suavemente sus curvas. Aquel reflejo vacío es lo único que los demás ven. A nadie le importa lo que siente o piensa. Se agolpan para verla, para presenciar el espectáculo. Es lo único que interesa y lo único que quieren. Dan por sentado que bajo su piel no corre sangre... sólo adrenalina.

Hecha en falta algo. Mientras busca, debe frenar el impulso de tomar el sueño que tuvo, como un mal presagio. Finalmente, encuentra sus guantes y sigue preparándose. No puede perder ni un minuto. La tribuna ruge.



Sube a su coche, negro como su humor y como el destino que espera al final del show. El motor arranca y todos ríen expectantes. El entusiasmo puede palparse en el ambiente. Lentamente va presionando el acelerador. Es una estrategia para mantener en vilo a su público, aunque algunos piensan que es sólo mantener una posibilidad de arrepentirse. Otros creen haber visto un dejo de turbación en su mirada...
Pero no. Ella nunca abandona. Nunca lo hará. Desde el comienzo su mirada está fija en el final del trayecto y su rostro es de absoluta calma.



La pared se acerca ahora velozmente. Cada vez más. Más. No puede quitarle los ojos de encima. Como siempre, la hipnotiza.
Segura, serena, aliviada. Sonríe mientras los fragmentos se incrustan en su cuerpo. Mientras la física le demuestra que no puede traspasar objetos. No es la primera vez, no será la última. Más que una afirmación, es una corroboración.

Por un instante, creyó que aquel sueño, en el que una fuerza desconocida la detenía antes de chocar, podría haberse vuelto una realidad que no sabría cómo enfrentar...

Y allí estará un tiempo... tendida en el suelo. Sus heridas sangrando y sus huesos destrozados. Pero no verán dolor en su rostro (hasta me animaría a vislumbrar una sonrisa...) Allí estará por un tiempo, pero aún sin fuerzas, volverá a levantarse.

Para vestirse lentamente, observar ese reflejo irreal y distante que la gente ve y volver a subirse a este juego vertiginoso y cruel. Para dejarse hipnotizar por esa pared que indefectiblemente estará al final del camino...

Al fin de cuentas... la diversión está en estrellarse, verdad?

sábado, 25 de abril de 2009

Conversaciones vicerales... (o de cómo darse cuenta que usted se está volviendo loco si cree que habla con su corazón)




"FOREVER MORE" - MOLOKO

What if I drown in this sea of devotion/ Just a stone left unturned/ My need is deep/ Wide endless oceans/ Feel it furious/ The fire burns on / Let there be love/ Everlasting/ And it will live eternally/ Will we receive without ever asking?/ Im just curious

Got to find me somebody/ But theres nobody/ To love me/ And its driving me crazy/ Theres nobody to love me / Somebody tell me/ How could there be nobody/ To love me/ And its driving me crazy/ Theres nobody to love me / Somebody tell me/ How could there be nobody/ Nobody to love me/ And this life is so empty/ Theres nobody to love me

Endless tears/ Forever joy/ To feel most every feeling/ Forever more

Dont want to see me crying/ Just want to see me flying/ I need to get so high and/ Want somebody to blow my mind / Dont want to see me crying/ Just want to see me flying/ I need to get so high and/ Want dont you blow my mind/ Blow my mind/ Blow my mind

Got to find me somebody/ But theres nobody/ To love me/ Anybody could love me/ And its driving me crazy/ Theres nobody to love me



Mañana de sábado. Tengo que reunirme con un compañero (decirle así no es justo: es MI amigo, de esos pocos con los que la confianza es inmediata y con el que siento como si hubiéramos crecido juntos, caminando codo a codo, pateando piedritas por el barrio). Lo llamo para despertarlo, al grito de "Vení ya para acá que estás una hora tarde!!", pero me cuenta que su novia está enferma y que quiere quedarse a cuidarla, con un tonito de pena y preocupación que... me enternece.

Fue un flash. No inmediato... tardó unos segundos en formarse. Y sentí un punzón clavarse. Podría describir el recorrido a través de las capas de piel, atravesando costillas y perforando ese músculo que no logro decifrar si está parado o si soy YO la quiero que cese ese movimiento constante que tiene. Tum tum. Tum tum.

-"Qué querés? Basta ya de molestar, che!"

-"Quiero eso. Que alguien nos cuide, que se muera de pena de vernos enfermos, que quiera pasar el tiempo con nosotros, que quiera compartir, que..."

-"Uf! Sos un latoso... Y encima un cursi mal".

-"Claaarooo. Porque ella va por la vida sin importarle nada!! Qué haces los jueves, tirada en ese sillón? Ya ni hablar te dejan las lágrimas, tarada".

-"Bueno, pero eso es perfectamente normal. Se llama catarsis y yo pago por ese diván (a ver si hablamos con propiedad...) para que se lo banque durante 40 minutos. No entendés nada de nada. Es una relación... comercial".

"No me importa. No sé lo que quiero, pero lo quiero ya, como diría Luca. Y no voy a dejar de joder hasta que, aunque sea, pongas actitud".

"Pues te perpetuarás jorobando. Yo no haré nada. Nadie nos quiere y nadie lo hará. Listo chau".

"Pero...".

Click. Corté. No tengo tiempo. Debo seguir mirando el monitor. Seguir haciendo mi trabajo. Seguir estudiando (por fin estoy cumpliendo el sueño del pibe, no?). Diría "este mundo", pero lo cierto es que "MI mundo" no tiene tiempo para estas cosas. No puedo darme el lujo de seguir esta conversación. Él no lo entiende. Lo hago por su bien. Él no puede verse pero yo sí veo sus cicatrices, las heridas aún no sanadas y lo he visto encogerse hasta casi desaparecer. Es por su bien, insisto. Ya conocemos el final. Siempre es el mismo. Yo guardo el registro, pero parece que a él se le olvida fácilmente...

Shit happens... all the time.

sábado, 11 de abril de 2009

Era tan pobre que sólo tenía dinero...





Era una princesa... sí. Pero al final del día sólo era eso: una princesa. Sin importar la confianza que depositara en los demás, ni todos los bienes que repartiera, siempre sería lo mismo: diferente.

Siempre vulnerable a la herida ajena, siempre disponible a los requerimientos de quienes fingen ser sus amigos. Siempre dispuesta a dar hasta lo que no tiene, desde lo material a lo intangible, por los juglares que se acercan y le muestran sólo una falsa mueca risueña.

Tiempo, tiempo, lo que más le falta, pero siempre es capaz de sacar un minuto de su corona enmohecida. Qué pasa cuando quiere tiempo de los demás? Nada pasa. He ahí su pobreza. Es pobre del tiempo ajeno. Es pobre en oídos que sean sensibles a sus palabras y que tengan la voluntad de reconfortarla.

Los oídos están cerrados, pero las bocas de los nobles están siempre dispuestas a parlotear. Y cuando se cansan de hacerlo, el monólogo terminó. "Para qué sirve esta princesa engreída y acaparadora?" "Qué obligación tenemos para con ella??" "Cree, acaso, que tiene poder sobre nosotros?"

No, no lo cree. Intenta cada día que su corazón no se endurezca a cada paso en falso que da, entregando un poco de su corazón a quién se regodea en pisotearlo. En olvidarla ante cualquier curva del camino. A interrumpirla incesantemente cuando ella sólo necesita desnudar su alma y que alguien le diga que vale la pena. Alguien que le diga que al final del día puede ser querida como cualquiera y que no hace falta que surque mares insondables hacia tierras de soledad y desarraigo.

Y por un momento tuvo el coraje de creer. Aún cuando venía arrastrando su espíritu con ruido de cadenas, dejó a las sirenas cantar su canción. Y tuvo a mal escuchar a aquella que le cantó diferentes melodías, todas igual de atrayentes, pero que al final sólo escondían una traición: la de la indiferencia y el olvido. Sin duda no sería la primera, ni tampoco la última pero sí la doblemente dolorosa. La que la llevaría a quemar de nuevo sus naves. Todo un ejército ardiendo mientras se desvanece en el horizonte de las aguas que pronto la separarán de su reino.

(Lo que la sirena no sabe, es que también es pobre. Y no de dinero, como cree, mientras se autocompadece. Y es pobre de la peor de las pobrezas... la de espíritu, esa que también lleva irremediablemente a la soledad...)

...

Era pobre. Más pobre que ninguna. Sólo tenía dinero. Sólo tenía su ser para entregarse y evidentemente éste tampoco valía de mucho, ni era suficiente para quienes viven en la ambición de los demás.

Todos sabemos el final de la historia. La princesa muere en soledad, con un corazón harapiento y vuelta al polvo. Polvo que rápidamente se quita con un plumero.

Ashes to ashes, dust to dust.

jueves, 9 de abril de 2009

Eterno resplandor (de todos mis recuerdos)





A Laura

Si pudieras quedarte... si no estuvieras tan lejos. Si hubiera podido verte, hablarte.
Por fin tu espíritu alegre se liberó de esas cadenas que nos sorprendieron al atraparte. Y yo no estuve ahí, para hacerte compañía en tu cárcel de dolor. Para devolverte todo ese amor que cada día brindabas a aquellos que más lo necesitaban, con ese tintín que tenía tu presencia.

Conocerte me hacía intentar ser una mejor persona. Me enseñaste lo hermoso que es darse a los demás, sin esperar nada a cambio, algo que está bastante en desuso, incluso entre los que dicen quererse. Y no sólo te brindabas a los demás. Tu alegría, compasión y generosidad no conocían límites y son muchos cuyas vidas tocaste con esa magia que desprendías.

Ahora tu recuerdo no me permite olvidar la promesa que te hice. Seguir con tu trabajo, tu misión. Ojalá desde dónde estés, puedas iluminarme el camino. Dejarme ser sólo la mitad de lo que representabas para todos nosotros.

Te extraño. Y aunque te despediste de mí, fue tan etéreo como un sueño. Cómo me hubiera gustado abrazarte y asegurarte que todo iba a estar bien. Que siempre ibas a estar conmigo, de la forma en que este universo quisiera, con sus misteriosos trazados...

Quién me dirá "hola, mi chiquita!!" con tanta alegría que yo sentía que en tu sonrisa habitaba el sol, aún en mis días más tormentosos? Quién me impulsará a seguir adelante, a pesar de cualquier obstáculo, siempre con la promesa de un café reconfortante?

La avenida también va a extrañarte, junto a todos aquellos madrugadores que cada día podían verte pasar, preguntándose de dónde salía tanta energía. Esa que te caracterizaba. Esa que te hacía incansable y la que repartías a todos los que te conocíamos.

El ascensor ya no será lo mismo. Sé que en el reflejo de sus espejos siempre quedarán nuestras charlas de tres pisos, que nos servían para ponernos al día cuando las obligaciones no dejaban que compartamos más que esa distancia. Una distancia que hoy mido en complicidades compartidas. Hace un tiempo me decías que cada vez nos quedábamos más solas. Y sí... ahora me he quedado sola en este cúmulo de ladrillos.

Te extraño. Mucho. Intento alegrarme en tu libertad. Porque el dolor te ha dejado, porque no ha podido retenerte para sí. Pero a veces me duele más el corazón en tu ausencia. Y sé que no sólo te extraño yo. Has dejado un vacío muy difícil de llenar para todos los que te sabíamos indispensable.

Donde quiera que estés, estoy pensado en vos. Y te pido que des dos de tus cariñosos besos a esos que me esperan, para reencontrarnos algún día y a los que extraño también con locura.

jueves, 2 de abril de 2009

Basta de orgullo y prejuicio (o de cómo no quiero desbarrancarme yo también!)




STEVIE WONDER (CON DIONNE WARWICK) - "THAT'S WHAT FRIENDS ARE FOR"

And I/ Never thought I'd feel this way/ And as far as I'm concerned I'm glad I got the chance to say/ That I do believe I love you/ And if I should ever go away/ Well then close your eyes and try to feel the way we do today/ And than if you can't remember.....

Keep smilin'/ Keep shinin'
Knowin' you can always count on me/ for sure/ that's what friends are for/ In good times/ And bad times/ I'll be on your side forever more/ That's what friends are for


Y yo/ Nunca pensé que me sentiría así/ Y en lo que a mi concierne, me alegro de tener esta chance de decir/Que yo si creo que te quiero/ Y si alguna vez me voy lejos/ Entonces cierra los ojos y trata de sentir lo que sentimos hoy/ Y si no puedes recordar...

Sigue sonriendo/ sigue brillando
Sabiendo que siempre puedes contar conmigo/ por seguro/ para eso están los amigos/ En los buenos momentos/ y en los malos momentos/ por siempre estaré a tu lado/ para eso están los amigos





Para usted, mi estimado.
Y para mis jueces y juzgados



Hoy leí una frase: "Se sobre tus hechos el primer magistrado, sobre tu vida el ultimo abogado, pero sobre tu prójimo, ni se te ocurra hacer de jurado". Bastante seguido nos olvidamos de esta máxima. Y lo peor de todo es que lo hacemos con la gente que más nos importa, con los que más queremos y, claro... los que más nos quieren.

Cuántas veces estuvimos nosotros en el banquillo? Millones de veces. Tooodas esas en las que parecíamos moscas contra un vidrio, pum pum pum, estrellándonos una y otra vez. Y nuestros amigos, hartos de nosotros, hartos de decirnos que la ventana no estaba abierta. Pero... tienen derecho a hartarse? Seguro. A juzgarnos por seguir nuestro corazón o el camino que creemos que nos hará felices o simplemente nuestra ceguera? Seguro que NO.

Sin embargo... la línea es delgada... y hasta traslúcida. Estando, precisamente hoy, en los dos lugares, me cuesta distinguir entre lo atacada que me siento cuando mis amigos comienzan a desglosar mi vida, del dolor que puedo causar en un amigo cuando lo veo lastimarse.

El extrañamiento que sentí al ver a dos de las personas que más quiero, prácticamente PELEAR por ver quién me había dicho más veces que era una estúpida, fue similar al que sentí ante la pregunta "qué obligación tengo ahora de contarte algo?", también de alguien querido. Y peor fue reconocer que yo también ocupé esos lugares.

Es posible que no soportar el dolor de aquellos que queremos, forme una barrera que no les permita contar con uno cuando más lo necesitan? Si. Y lo sé porque yo misma callo. Lo sé porque hay quienes me reclaman "Nunca me contás nada". Y tengo mis razones. Las mismas que impulsan a alguien a caminar por las calles, solo y sin poder apoyarse en el hombro que quiere, sin abrazos que reconfortan, de brazos que lo extrañan.

Y quizás eso sea egoísta: "Cómo no me llamaste?!" Como si fuéramos superhéroes cuya sola presencia todo lo soluciona. Uauu! Cuánta soberbia, luego de la lapidación a la que nos sometemos mutuamente! O quizás... antes de hablar, deberíamos parar a pensar que, de vez en cuando, a todos nos toca cambiar de papeles. Juez y acusado. Y a veces el acusado también se harta...



Yo soy Bombón, pero me quedé sin los superpoderes...


Mi tristeza de saberte por ahí, triste, parece también egoísta ("Y ahora por qué llorás?" me dijiste, con toda la razón del mundo...) porque tal vez sólo contemplaba lo que parecía una negación a la importancia de mi consuelo. Pero no. Era por todo lo que te quiero, y por darme cuenta que la toga y el martillo me quedaban muy grandes. No sé... todo se mezcla, a veces.

Ya sé que vas a decir "Qué aburrido!", como siempre, pero a veces desearía que todo fuera más fácil. Que nadie pudiera hacernos daño, ni quiera lastimarnos. Que siempre sepamos que contamos con el otro, SIN JUICIOS NI TEMORES, para compartir lo bueno y lo malo, con el hombro siempre listo para reír o llorar,... o leer, o cantar o bailar o cualquiera de esas cosas que nos gusta compartir con nuestros amigos. Los de verdad, no los cientos facebookeros.

A mis verdaderos amigos, perdón si alguna vez se sintieron juzgados, "presionados en la confesión" o abandonados. Y a esos amigos también, perdón por el silencio que a veces inunda y por no saber pedir ayuda (si, ok, la necesito ahora). Espero que sepan de sobra que los quiero con todo mi corazón. Y que hoy, como cada día, me gustaría abrazarlos y que me abracen muy fuerte!


Nota al pie: poner "Friends will be friends" me pareció muuuuuuy cursi. Pero la verdad es que Stevie Wonder no cae muy lejos!! :P

jueves, 26 de marzo de 2009

Take a bow... and say goodbye.




THE CRANBERRIES - "FREE TO DECIDE"

It's not worth anything more than this at all/ I live as I choose or I will not live at all/ So return to where you've come from/ Return to where you dwell/ Because harassments not my forte/ But you do it very well

Im free to decide, Im free to decide/ And Im not so suicidal after all/ Im free to decide, Im free to decide/ And Im not so suicidal after all (at all, at all)

You must have nothing more with your mind to do/ There's a war in russia and sarejevo, too

So to hell with what you're thinking/ And to hell with your narrow mind/ You're so distracted from the real thing/ You should leave your life behind (behind)

Im free to decide, Im free to decide/ And Im not so suicidal after all/ Im free to decide, Im free to decide/ And Im not so suicidal after all (at all, at all)

At all, at all, at all




Veloz, etérea, inconstante, impaciente. Huyendo del amor, para evitar que llegue y haga nido. A veces remoloneando en un par de brazos fuertes y una tentadora boca, pero que nunca tendrán amor para ofrecer. (Es la forma de no sentirse culpable en el abandono. Sin amor, no hay resentimiento. Con suerte, otras formas de querer, pero no un lamer eterno de heridas como ya tuvo que presenciar antes...)

Que la docilidad no engañe. Es el elegante abrigo para una indómita naturaleza. Indómita, fría y controladora naturaleza. Que al principio parece adaptarse, amoldarse pero que luego, gira y tira de las riendas tan rápido, que cuesta darse cuenta de la trampa.

Lástima por aquellos que creen tener derechos adquiridos sobre esta caja de pandora. Pobres imbéciles que creen fácil acceder a los pensamientos más profundos (imbéciles por creer que tienen derechos sobre los pensamientos de cualquiera en este mundo. Por algo están en nuestra cabeza y no se escuchan, verdad?). Pobres ingenuos que creen que, incluso accediendo, incluso con derechos, llegan al fondo del alma o a vislumbrar siquiera en un horizonte lejano esta naturaleza tan escurridiza. (La soberbia en algunas personas es absolutamente injustificada... qué lástima!)

Que la paciencia tampoco engañe. Es aguantadora, fuerte y a veces se resiste a darse cuenta que se ha equivocado de objetivo. Pero tiene límites bien definidos. Pocas personas han logrado medirla antes de llegar al borde del abismo que espera detrás de su final. Y son aquellos los que siempre tendrán reservado un lugar especial, un halo dorado que los resguarde y mi fidelidad incondicional.

A los demás, les dedico una profunda reverencia, me quito el sombrero y mientras los veo desbarrancarse, los saludo con la mano. La próxima vez será. Por favor, no sigan participando.

Temperamental (como este post)



This temperamental side, the one you say that you can't hide. D'you ever see yourself- the way it looks to someone else? This temperamental trick, the one you say you can't predict. You're like an empty cup. Forgive me if i don't wait up.

I don't get where you're coming from - what is real and what's put on, what has stayed and what has gone. How long will this thing go on and on? I don't want you to love me. I don't want you to love me.

You're like an empty cup, but I can't fill you up. What planet are you on? Not the same one I am from. Do I just waste my time? You pour your heart on mine. You say it screws you up. Forgive me if i don't wait up.

I don't get what you're trying to say- what is wrong and what's okay. You beat yourself up one more time, you trample on this fierce heart of mine. I don't want you to love me. I don't want you to love me.

I don't know what you want from me. All this endless sympathy. You beat yourself up one more time, you trample on this fierce heart of mine. I don't want you to love me. I don't want you to love me.


Este lado temperamental, ese que dices no poder ocultar. Alguna vez te viste, de la forma en que otro te ve? Este truco temperamental, ese que dices no poder predecir. Eres como una taza vacía. Perdóname si no espero levantada.

No entiendo de dónde vienes- qué es real y qué está puesto. Qué ha quedado y qué se ha ido. Cuánto tiempo seguirá esto? No quiero que me ames. No quiero que me ames.

Eres como una taza vacía, pero yo no puedo llenarte. De qué planeta eres? No del mismo que yo vengo. Sólo perdí mi tiempo? Te desahogaste conmigo. Dices que eso te jodió. Perdóname si no espero levantada.

No entiendo qué es lo que quieres decir- qué está mal o qué está bien. Te diste una paliza una vez más, atropellas a este feroz corazón mío. No quiero que me ames. No quiero que me ames.

No sé qué es lo que quieres de mí. Toda esta compasión sin fin. Te diste una paliza de nuevo, atropellas a este feroz corazón mío. No quiero que me ames. No quiero que me ames

domingo, 15 de marzo de 2009

No sé lo que quiero, pero lo quiero ya!




EVERYTHING BUT THE GIRL - "WRONG"

I wanted everything for a little while/ Why shouldn't I/ I wanted to know what it was like/ I pushed you too far/ And you started laying down the law/ Til I didn't love you anymore

Now you can pull a little bit/ And there's a little give and take/ And love will stretch a little bit/ But finally it's gonna break/ Wherever you go I will follow you/ 'Cause I was wrong/ Wherever you go I will follow you/ 'Cause I was wrong

So there we both were in that little house/ Just hanging out/ You didn't know what you were about/ And you turned to me as you were/ Threading daisies on a chain/You said it's decision time again

(Chorus)

And the ground's gonna swallow you/ I was wrong/ 'Cause I was wrong/ I wanted everything for a little while/ Why shouldn't I/ I wanted to know what he was like

(Chorus)

Wherever you go I will follow you
'Cause I was wrong



Quise todo por sólo un momento/ Por qué no debería?/ Quería saber cómo era/ Te empujé muy lejos / y empezaste a establecer reglas/ hasta que ya no te amé más.

Ahora puedes tirar un poco/ y hay un poco de dar y tomar/ Y el amor se estirará un poco/ pero finalmente se va a quebrar/ Donde sea que vayas te seguiré/ porque estaba equivocada/ Donde sea que vayas te seguiré/ porque estaba equivocada.

Así, estábamos los dos en aquella casita/ sólo pasando el tiempo/ No sabías quién eras/ Y te volviste hacia mí como si/ estuvieras enhebrando margaritas en una cadena/ Dijiste que de nuevo era tiempo de decisiones.

(Estribillo)

Y el piso te va a tragar/ estaba equivocada/ porque estaba equivocada/ Quise todo por sólo un momento/ Por qué no debería?/ Quería saber cómo era él

(Estribillo)

Donde quiera que vayas te seguiré
porque estaba equivocada




Lo quise todo. Por qué no? Sólo por un momento. Sólo para saber qué se siente. Él, ella, ellos. Todo. Aquí y ahora, sin medida, sin restricciones y con la inconciencia que quizás sólo sienta el viento en sus caricias que no discriminan.

Quisiera que mis otras yo se materializaran para así estar en muchos lugares a la vez y poder entregarme plenamente a cada segundo de placer que viene en mi busca.

Pero comienzan las reglas, las exigencias... Por qué me obligan a dejar de amarlos? Los empujé muy lejos. Sí que lo sé. Hasta dónde ustedes no habían llegado antes. Donde YO no había llegado antes.

Quise todo aunque sólo sea un momento. Pero estaba equivocada.
Quizás era tiempo de tomar decisiones. Y cuando las tomé ya era tarde y el último había apagado la luz. Él no sabía quién era, pero se había ido, impaciente.
Y yo ya no sabía reconocerme en el espejo tampoco.

El amor puede estirarse un poco y en la oscuridad a veces siento un leve roce de sus manos buscando mi cuerpo o de sus labios saboreando mi boca. Mis sentidos me engañan o es que aún no ha cruzado del todo la puerta de salida? Y ahora quiero que tires un poco, que des y tomes, que exijas. Pero no,.. el amor puede estirarse un poco, pero finalmente se quiebra...

Y ahora sé que donde sea que vayas te seguiré. Porque estaba equivocada...

viernes, 20 de febrero de 2009

Remembering you (o "La fuerza de las fotos puesta en reversa")




"I've been looking so long at these pictures of you
that I almost believe that they're real
I've been living so long with my pictures of you
that I almost believe that the pictures are all I can feel.."



Remembering you, how you used to be...
El poder de la fotografía. Recordarnos a esas personas que ya no están con nosotros. A las que están. Y a aquellas, ambiguas e indecisas, que están sin estarlo...

Suelo mirar fotografías intentando recrear el momento que capturaron pero, se complementan con el tiempo y siempre traen una imagen distorsionada de lo que fue. Y tienen la magia de fabricar una realidad alternativa donde esas imperfecciones que tanto molestaban parecen insignificantes.

Hoy fue todo lo contrario...
Mi mente se había colgado de un altar lejano, de una versión mejorada. Una que se forma a través de esos caracteres impersonales que el mundo virtual trae hasta mí. Esos caracteres que yo transformo en sonidos, en expresión, en sentido y sentimiento.

Sin embargo, hoy las imágenes me permitieron recordar un detalle fundamental. Que no todo lo que brilla es oro. Apenas purpurina. Fulgor fugaz que, en su ligereza, soplamos y hacemos desaparecer sin dejar siquiera rastros. O al menos eso siento. Eso ME siento.

Y esos caracteres tomaron otra forma... una que me aleja definitivamente. Con dolor por querer de todas las maneras imaginables y por haberme aferrado a formas imposibles de permanecer, de "estar del otro lado".

Caracteres, palabras, frases, charlas, msn, sms, face, twit, blogs... todo un universo de ceros y unos que me quema la cabeza, me confunde, me lastima, me expone y donde yo elijo exponerme.

Y fotos que me recuerdan que no sos un tesoro encontrado.
Sino un niño perdido...

domingo, 25 de enero de 2009

Yo y todas



Siempre están ahí... Agazapadas... Otras ocupando mi lugar, acompañando, observando, juzgando.

Ella es la más cruel. Es fría y manipuladora. Nunca está quieta y su diversión es rondarme con su risita burlona. Me ve caer, humillarme y lastimarme soltando carcajadas y señalándome con su dedito.
No se da cuenta que si me hundo, ella se hunde conmigo.
Ella impulsó mi decisión de no mostrarme vulnerable "nunca más!". Y no por miedo a los demás, a los de afuera. Miedo a asomarme a ese abismo y sólo escuchar su risa amarga...

La otra es una etérea presencia, frágil e indefensa. A veces puedo sentir cómo se acerca y posa su cabeza en mi hombro muy suavemente mientras solloza como una niña pequeña. Su manito acaricia mi espalda, intentando consolarme...
No se da cuenta que si se hunde, me hundo con ella.
Ella alimenta los deseos de quedarme en un rincón, inmóvil, pasando desapercibida entre un paisaje que me cubra y disimule, hasta que se haya extinguido todo recuerdo de mi existencia.



Quien creyó vernos y entendernos, no pudo ver nuestra complicidad indomable. Hace tiempo que sospecho que nunca me vió a mí. Pero no es su culpa. No sería la primera vez que me suplantan... y es difícil saber quién es quién en esta jungla vertiginosa.

Hoy la impotencia me toma para sí, cuando él se aleja y (mientras yo grito y pataleo en el interior, queriendo detenerlo) ella ríe, hace bromas y lo ve partir...

Y tal vez seamos muchas más. Una por cada persona que se atreve a asomarse a nuestro mundo. Dejo que el otro me/nos defina, me/nos moldee a su medida.
Una medida de costumbres que luego duelen en el abandono de poesías sin recitar, tirados en un sillón o de tangos que no susurras en mi oído.

Ya es hora de aparecer, de permitirte que me veas. De permitirles que me vean. De verme. De que desaparezcan todas y quede sólo YO.

lunes, 12 de enero de 2009

Gonna have to face it, you're addicted to love...





Nunca se sintieron víctimas de adictos al amor? O lo fueron ustedes mismos? Así, como Palmer lo describe... Ven una señal y se lanzan a la caza de los incautos que no los ven venir...
No parece posible, pero el amor me hace desaparecer. Este tipo de amor, de cariño, de estima de... "no le pongamos palabras"... A las palabras se las lleva el viento, de eso estoy segura. Lo que quedan son los sentimientos, esos que nos estrujan a veces el corazón.
Con los adictos al amor sólo me encuentro en guiones, en actitudes, en situaciones preestablecidas, pero no estoy yo. Y al parecer nadie me echa de menos... Sólo requieren mi presencia para completar la imagen.
Tienen intereses ocultos, metas autoimpuestas y amores verdaderos inalcanzables...

Hoy toca jugar de placebo... No me gusta ese rol. Pero quizás a todos nos toque jugar hoy el mismo papel.

Y como a las palabras se las lleva el viento, hoy puedo decirte que te quiero.

martes, 6 de enero de 2009

Llegaron las vacaciones... (ese momento en el año donde la gente se vuelve más monstruosa de lo que ya es...)

Durante tres años pude mirar el mar cada día, y nunca lo he visto más hermoso que en invierno. Solitario, calmo, imponente. Me hipnotizaba perder la vista en algo tan vasto...
Las únicas veces que nos hemos encontrado él y yo, fue bajo la luz de la luna, discreta, cuando el calor acumulado de una larga jornada me obligaba a sumergirme en su espesura negra, misteriosa y atrapante.
Hace unos meses tuve la oportunidad de volver a ver el mismo pedacito que me había acompañado en un tramo de mi camino... Hice una excepción y me aventuré en las arenas que lo preceden...


Enero (o Julio, dependiendo del hemisferio en que nos encontremos) trae un ir y venir de ojotas, sombrillazos, reposeras y toallas olorientas de humedad. Olor a crema y sal que se adhiere al cuerpo... Arena que se cuela allí donde no es querida ni requerida (y que no hay forma de sacar, ni con chorros a presión, de esos que se usan para limpiar antiguas catedrales...)
Y trae algo que ninguna fuerza del universo puede evitar: la fauna playera.
He retratado un espécimen en particular, por ser el que más me ha marcado en mi experiencia de trabajo veraniego. EL YAYO (forma cariñosa, y a veces no tanto, de decirle al abuelo).


Éste presentaba el pack completo:
- Reposera: ni muy alta ni muy baja, así le sea fácil levantarse (y que antes de comprarla, revisará una y mil veces, intentando encontrar una excusa para un descuento).
- Bolso playero: de dimensiones excepcionales, que vaciarán por completo en busca de su bronceador factor 1300 (que será colocado dibujando una perfecta línea blanca sólo en la nariz)
- Sombrero cubano: ese accesorio infaltable que me intriga demasiado, por no haber sido capaz de leer que es lo que dice en la cinta roja... y que utilizado enmarcando una cara con lentes (y una camisa... digamos, colorida), sólo me recuerda a Hannibal Lecter al final del "Silencio de los Inocentes"....
- Y el elemento estrella: la radio AM (no, no... no hay opción a FM). Aunque intenté ser rápida al "desenfundar", no aparece en la foto. Pero está allí, pequeñita, con su antenita, emitiendo esos sonidos metálicos que llegan a lugares recónditos sin transmitir ningún mensaje, excepto "en algún lado hay un abuelo con una radiola a todo lo que da..."

Son muchos los especímenes que podría describir en este micro cosmos que es la playa, pero el NatGeo nunca fue mi canal de cabecera y no hablaría con la imparcialidad descriptiva que se precisa. Lo haría como quién ve SU tranquilo paisaje invernal invadido de foráneos, que mancillan con sus huellas las arenas donde mi mirada solía perderse en busca de respuestas.
El verano le hace perder al mar su majestuosidad, con todos esos ínfimos y pequeños paganos que se sumergen en sus aguas, ignorando su furia escondida. No importa... él se encarga de darles un revolcón de vez en cuando, para recordarles quién manda por aquí...